No tenemos que vivir de esta manera; la violencia de las armas de fuego en los Estados Unidos no tiene que ser un hecho inevitable. Nosotros podemos solucionarlo. Pero, si realmente queremos salvar vidas y proteger a nuestros niños, necesitamos líderes que no teman enfrentarse al cabildeo de las corporaciones de las armas de fuego.

En el Congreso, yo lucharé por medidas de seguridad de armas que tengan sentido común, incluyendo:

  • Aprobar la prohibición de todas las armas de asalto de estilo militar;
  • Elevar a 21 años la edad para comprar todo tipo de armas de fuego;
  • Requerir verificaciones de antecedentes universales en todas las ventas de armas;
  • Equipar a las fuerzas del orden público con todas las herramientas y con todo lo que necesitan para mantener las armas fuera de las manos de individuos que son un peligro para sí mismos y para los demás;
  • Eliminar los ‘bump stocks’, los dispositivos que convierten las armas semiautomáticas en armas automáticas;
  • Hacer más rigurosas las reglamentaciones de los dispositivos de alta capacidad;
  • Terminar con el ‘boyfriend loophole’, y evitar que los individuos con historial de violencia doméstica posean y adquieran armas;
  • Tomar medidas enérgicas contra el tráfico ilegal de armas; y
  • Revocar la Enmienda Dickey para permitir una investigación completa sobre la violencia y la prevención de armas de fuego.

Join Lizzie